Amor sustentable

una articulo sobre las nuevas (¿) formas de proponer la pareja…

“Con el amor no basta
La primera función -más evidente- de una pareja tiene un fondo más profundo del de simplemente “estoy con él/ella porque me gusta y me hace sentir bien”.
Existen otras funciones más inconscientes de la pareja, como la de ayudarnos a resolver problemas y conflictos antiguos o de infancia.
Pero aunado a la primera función, la de hacernos sentir bien, existe la de crecer y madurar tanto como pareja como individualmente.
Como dice el Dr. Aaron Beck, desarrollador de la Terapia Cognitiva, “con el amor no basta”; el amor es necesario pero no suficiente para que una buena relación de pareja se mantenga.
Es sabido que existen otros pilares, igual de importantes en una relación de pareja: mantener una buena comunicación entre ambos (por aspectos de la pareja, económicos, de intereses mutuos, familiares e individuales), brindarle al otro apoyo e incondicionalidad (muchas veces, dejando por fuera gustos, actividades o ideas personales en pro de la otra persona), una vida sexual satisfactoria y activa (lo que para cada uno de los integrantes signifique esto), admirar al otro y lo que hace el otro, vivir con respeto hacia la pareja y hacia sí mismo frente a la pareja.
Así como también John Gottman, especialista en temas de pareja, lo enfatiza, entre mejor capacidad para resolver los conflictos tenga una pareja, más protección tiene para mantenerse unida.
En cuanto aparece el desdén, la indiferencia y la burla a la hora de discutir, la despedida se acerca a pasos agigantados.
El egoísmo sabio
Egoísmo sabio promueve que si yo provoco en mi pareja un bienestar implícito a que viva auto-realizada, va a estar más comprometido/a y satisfecho/a conmigo, y más dispuesto/a a satisfacerme y ambos vamos a tener una calidad mucho más alta en la relación de pareja.
No obstante, las nuevas investigaciones demuestran una revolución en los esquemas tradicionales de “la pareja está antes que tú y que yo” por un esquema mucho más flexible: “mis necesidades individuales están antes que la pareja per se”.
Sogyal Rimpoché, escritor y maestro de Budismo, lo explicaría bajo el término de egoísmo sabio, puesto que con el fin de estar beneficiado (yo), veo por el bienestar de los demás, mi pareja en este caso; que se sienta auto-realizada y en crecimiento constante.
A diferencia del “egoísmo necio”, donde la persona siempre está pensando en sí mismo y en cuestión de pareja, el resultado es siempre negativo.
Fenómeno Miguel Ángel
El poema de Elizabeth Barrett Browning esboza de forma muy clara parte del Fenómeno Miguel Ángel:
Te amo no sólo por lo que tú eres,
sino por lo que yo soy cuando estoy contigo.
Te amo no sólo por lo que has hecho de ti,
sino por lo que estás haciendo de mí.
Te amo por la parte de mí que llevas a cabo
En las relaciones de pareja armoniosas, amorosas y sanamente integradas, uno a otro promueve en el otro un crecimiento individual y de intereses personales (del otro), lo que provoca que la otra parte se sienta automáticamente motivada a moverse tanto a continuar desarrollando esas partes de sí mismo, como para acercarse más a su pareja y motivar a su vez, los intereses del otro en pro de un crecimiento personal (en la otra persona).
De tal forma, en el Fenómeno Miguel Ángel los miembros de la pareja “esculpen” al otro de tal manera que le ayudan y favorecen a alcanzar sus objetivos más valorados: su “YO IDEAL”. A la vez que cada uno se desarrolla más en sus metas intrínsecas y su auto-satisfacción se fortalece, su mundo interno y de crecimiento genera un círculo virtuoso para a su vez ser una fuente de estimulación y admiración en el otro.
Miguel Ángel Buonarroti describió la escultura como un proceso en el cual el artista libera la “figura ideal” de un bloque de piedra. Su tarea es simplemente la de quitar lo innecesario para revelar su forma ideal.
Los seres humanos también poseemos formas ideales. El “yo ideal” está constituido por los deseos, sueños y aspiraciones o bien, la constelación de habilidades, rasgos y logros que una persona interna (e idealmente) desea adquirir o tiene el potencial para hacerlo.
Parejas sintonizadas
Las parejas que se mueven bajo el Fenómeno Miguel Ángel y que buscan cambiar, ajustar o adquirir nuevas habilidades, suelen hacer adaptaciones conductuales en pro de su pareja, esta interdependencia implica una fuerte y frecuente influencia a través de diversos dominios conductuales. De tal forma, la búsqueda del “yo ideal” no es una actividad solitaria. Así, el tener una pareja sintonizada bajo un egoísmo sabio o el Fenómeno Miguel Ángel es crucial para lograrlo.
La interdependencia y compromiso provocan implicaciones directas en la pareja. La percepción de apoyo emocional por parte del otro en momentos de estrés es un predictor sumamente importante de bienestar dentro de la relación.
Lo anterior se fortalece aún más cuando existe una similaridad entre ambas partes de la pareja.
Los psicólogos describen frecuentemente esta similaridad en términos de balance cognitivo, gustos implícitos y comparación social. Pero tras las nuevas investigaciones, la propuesta se amplía a que ambos elementos de la pareja tengan la misma sincronicidad en temperamentos, es decir, que si uno de ellos tiene una necesidad implícita por buscar nuevos elementos en su vida para un crecimiento personal, la otra persona también lo posea en sí misma.
Entonces, cuando la interdependencia y similaridad del otro se perciben también como un apoyo para alcanzar las metas personales, la sensación de bienestar crece aún más dentro de la relación de pareja.
Las metas personales pueden variar, pero los psicólogos han establecido una distinción entre las metas enfocadas en el crecimiento y madurar a aquellas enfocadas en seguridad y protección.
Esto es de vital importancia, porque aquellas parejas que estén íntimamente relacionadas y con la voluntad de apoyar al otro, pero con metas vitales distintas (uno se enfoca a crecer y desarrollarse y el otro a ser protegido y sentirse seguro) tendrán menor éxito que aquellas parejas que tengan una similaridad en las metas esenciales de cada uno.

El mapa del amor es estar actualizado constantemente en los gustos, frustraciones, deseos y sueños más importantes del otro. No dar por sentado nada, pues los seres humanos cambiamos constantemente tanto externa como internamente y las parejas satisfechas a lo largo del tiempo tienen un mapa del amor actualizado y presente de cada uno de sus miembros.

El mantenimiento cotidiano del cariño y admiración por el otro lleva a una relación de pareja bajo una base firme de amistad.

En otras palabras, para criar, crear y mantener un cariño y admiración por la pareja significa el ser tierno y apasionado hacia él o ella,  asombrarse y estimularle una alta autoestima;  aprobarlo, reconocerlo y dedicarle tiempo (en cantidad y en calidad); tratarlo con afecto y cariño y demostrar lo complacido que se siente al estar con la otra persona (muchas personas se “guardan” esa sensación sin compartírsela a la otra persona, a pesar de sentirla de forma intensa).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s